A.D.Alcorcón

Nástic vs Alcorcón | El Alcorcón resucita en Tarragona

Quique Rubio (@as_quiquerubio) - 22/10/2017-19:51

El Alcorcón resucitó en Tarragona. Después de seis jornadas sin conocer la victoria (cinco de ellas perdiendo de manera seguida) el conjunto alfarero volvió a ganar. Y lo hizo con solvencia a un Nástic que en ningún momento inquietó el resultado final. Las lesiones de Uche y Eddy Silvestre ayudaron a unos alfareros que salen del descenso y volvieron a disfrutar de un partido sin encajar gol. Peña, con un golazo, Dorca y Dumitru fueron los goleadores.

Anunció Velázquez en la conferencia de prensa previa al choque que la intención era volver a ser el equipo del principio de curso. Ese conjunto que apenas concedía ocasiones, pero sufría para llegar al área contraria. Por eso, se esperaba la vuelta a la defensa de cinco, por lo que apostó a inicio de temporada, pero repitió el dibujo que ya usó en la derrota ante el Lugo. La zaga fue de cuatro, con Laure, Hugo, David y César Soriano, con Errasti como coche escoba en ese 1-4-1-4-1, y mucha movilidad entre los otros cinco futbolistas. Dorca y Toribio llevaban la manija, con Peña empezando desde la derecha, y Giménez y Dumitru intercambiando la izquierda y la punta del ataque constantemente. Y se pudo ver desde el principio a un Alcorcón distinto, con más llegada, con más intensidad, con más implicación, con más movilidad. Era una final y los jugadores salieron para disputarla. Y ganarla. Así, en los primeros minutos, las llegadas alfareras fueron a base de balones colgados al área. Giménez y Dumitru cabecearon fuera, pero se intuía una mejoría en apenas diez minutos sobre el césped. El Nástic se vio sorprendido por el empuje visitante, y posteriormente vio cómo perdía a Uche, su jugador más en forma, por lesión. Este infortunio lastró el ataque catalán y acto seguido, casi sin reacción, llegó el golazo de Peña. El centrocampista recibió un balón fuera del área, escorado a la izquierda, y sutilmente, con esa diestra que tiene por guante, colocó la pelota en la escuadra. El Alcorcón se adelantaba y volvía a ver puerta. Llevaba desde la derrota contra el Granada sin marcar y la celebración de los jugadores no dejaba dudas: fuera ansiedad. Y fue lo que mejor le vino al equipo de Velázquez, porque sus jugadores se comenzaron a soltar y empezaron a volver a confiar en lo que hacen. El gol dio también tranquilidad para afrontar todo lo que quedaba. Sin embargo, el Nástic no se mostró como el equipo de las dos últimas jornadas. Lo intentó a base de balones al área que no encontraban rematador, mientras los alfareros, ordenados esta vez atrás, no concedían casi ocasiones. Y, cuando robaban, salían rápido a la contra. Fruto de una de ellas, llegó el segundo. Gran carrera de Álvaro Giménez por la izquierda que vio cómo Dorca llegaba solo al área. Acertó en el pase el extremo y el centrocampista en el remate. 0-2 y cuando más duele, con la primera mitad agonizando.

Tras el descanso, el Nástic salió algo más enchufado. Normal. Tenía una complicada remontada por delante y Rodri movió ficha. Entró Eddy Silvestre para tener más llegada, pero no estuvo afortunado el centrocampista pues, casi 15 minutos después, se lesionó. Ya por entonces el Nástic había hecho su tercer y último cambio, lo que obligaba a jugar a los catalanes con un hombre menos media hora. Y tenía que buscar un golito para iniciar la remontada. Más difícil todavía. Y más que sería cuando cuatro minutos después de la marcha de Silvestre, Dumitru hizo la sentencia. El italiano se marchó en velocidad de sus defensores en una contra y batió a placer al meta Dimitrievski. Fue la sentencia. Porque el Nástic, aunque lo intentó con uno menos, fue un quiero y no puedo. Mientras, el Alcorcón seguía tapado atrás, sin apenas conceder ocasiones y demostrando, esta vez sí, una gran efectividad de cara a la portería contraria. Delgado, que salió por Uche, se encontró con el larguero en las más clara del Nástic. Pero el choque ya estaba decidido. Para más inri, Abraham vio la roja directa en el tramo final y el Alcorcón acabó el partido jugando contra nueve.

El Alcorcón resucitó en Tarragona y mejoró su imagen respecto a ese equipo que encadenó cinco derrotas seguidas. Respira Velázquez y la directiva. El equipo sale del descenso y volvieron las buenas sensaciones. Pero no hay que volverse locos. Todo se puso de cara desde el principio y la fortuna, que también cuenta, estuvo del bando alfarero. Ahora hay que refrendar ese buen partido recibiendo al Oviedo en Santo Domingo. Volver a hacer del feudo amarillo un fortín debe ser el siguiente paso a seguir. Queda mucho por delante y se ha mejorado (a peor era complicado ir), pero no se ha conseguido nada todavía...


Fotografía: Laia Solanellas

 

:

Comentarios   

 
+3 #4 david 23-10-2017 18:28
puede ser el comienzo de una buena racha , o solo un espejismo... el tiempo lo dira
Citar
 
 
+3 #3 youi 23-10-2017 10:39
desde junio sin noticas del TriVal..., pues vaya mierda de página de deporte de Alcorcón....
En fin.
siempre olvidados.
Citar
 
 
+3 #2 jesus 23-10-2017 10:22
¡Se ganó! Puede ser un punto de inflexión y a partir de ahora quede atrás la racha negativa que teníamos. El gol de A. Peña, precioso, digno de un jugador de primera. Aunque todo el equipo estuvo a un gran nivel.Hoy soy optimista, y espero serlo despues del próximo partido ante el Oviedo. ¡¡Aúpa Alcorcón!!
Citar
 
 
+4 #1 Valderax up 22-10-2017 22:15
Vaya flor tiene Julio. Se vuelve a salvar de chiripa pero los males del equipo siguen ahí. Esto es un espejismo
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar