A.D.Alcorcón

Osasuna vs Alcorcón | Remontada para volver a ilusionar

Aimara Garteizgoxeascoa Gil (@AimaraGGil) - 19/11/2017-20:35

 

El Alcorcón se llevó los tres puntos de El Sadar en una accidentadísimo partido. Los alfareros remontaron el encuentro tras ir perdiendo hasta en dos ocasiones para romper la racha de tres años sin darle la vuelta a un marcador y llevarse tres puntos que le alejan de abajo. El doblete de Fran Mérida de poco sirvió ante los goles de Álvaro Giménez, Sangallli y Esteban Burgos en el 94', cuando los alfareros estaban con diez por la expulsión de Dorca. Pero empecemos desde el principio. Velázquez llegaba al partido con bajas importantes: Nono, Dumitru y Navarro a la ya sabida de Lázaro. El salmantino, a pesar del empate ante el Lorca, apostó por el mismo once con la entrada de Álvaro Peña (que volvía) por el lesionado Nono. Y en el primer minuto empezaron los problemas. David Rodríguez y Hugo Álvarez saltaron en un balón aéreo y el central golpeó con la cabeza al gamonino que tuvo que ser sustituido y trasladado al hospital. Sin el exalfarero, el partido arrancó ya igualado. Con el Alcorcón junto, tocando bien cuando tenía el esférico y llegando al área contraria. A punto estuvo Xisco de dar el primer susto, pero respondió Álvaro Peña, pero su tiro con todo a favor se fue fuera. El partido estaba muy equilibrado, con Osasuna intentando presionar arriba y el Alcorcón bien junto y sabiendo qué hacer con el balón. Y, cuando parecía con se llegaría al descanso con empate sin goles, Fran Mérida robó el balón a Errasti en la medular (parece que se toca el balón limpio) se acercó a la frontal y de un tiro secó batió a Casto. Jarro de agua fría, más cuando Errasti se tuvo que retirar lesionado por esa acción. Entonces Velázquez apostó por algo más ofensivo con la entrada de Pereira por el mediocentro defensivo. Así se llegó al descanso.

Tras la reanudación y ya con dos cambios por lesión realizados, uno en cada equipo, quedaban 45 minutos y aún iba a pasar mucho. Porque no habían pasado ni diez minutos cuando Pereira corrió a por un balón y, en la salida de Sergio Herrera, golpeó al meta con la rodilla. Un lance fortuito y anulado por fuera de juego del jugador alcorconero, pero que dejó al guardameta aturdido. Cuatro minutos después, Pereira se movió muy bien entrelíneas y asistió a Álvaro Giménez quien, delante de Herrera, hizo el empate. No estaba Sergio para mucho, así que tras volver a ser atendido y con la mirada un poco ida, fue sustituido y también trasladado al hospital con otro traumatismo craneoencefálico. Salió Manu Herrera, otro exalfarero. Osasuna entonces cogió un poco más el mando del partido y en el 61' otra vez Fran Mérida adelantaba a los amarillos con otro tiro desde al frontal totalmente solo. Un error que pasaba factura a los alcorconeros y les ponía el partido muy cuesta arriba. Pero, cuatro minutos después, llegó el empate. Centro que remató Giménez a la cruceta y en el rechace la falta de contundencia rojilla la aprovechó Sangalli para poner el 2-2. Quedaba mucho partido por delante y aún más problemas. Porque esta vez fue Hugo Álvarez el que se tuvo que retirar en camilla por un golpe en la cabeza para que entrase Esteban Burgos, a la postre vital. Osasuna necesitaba ganar. Se notaba en la grada y el campo y los rojillos se fueron a por el gol. Más cuando Dorca vio la segunda amarilla por una falta en la frontal y dejó a los alcorconeros con diez. El partido llegaba al descuento con un Osasuna desesperado y un Alcorcón contento con su botín. Y, en el 94', se obró el milagro. Tres años después, el Alcorcón volvía a culminar una remontada. Falta tonta de los pamploneses en tres cuartos que puso Kadir a la cabeza de Esteban Burgos que hizo el 2-3 ante la atónita mirada de los jugadores de Osasuna, que no defendieron la falta nada bien. Fin. El Alcorcón ha vuelto a remontar.

El Alcorcón volvió a mostrar las mismas virtudes, pero también los mismos defectos que en los últimos partidos. Tiene errores de bulto atrás que cuestan goles. Pero hoy, al menos, supo aprovechar los errores que también cometió el rival y, sobre todo, nunca perdió la fe de poder llevarse los tres puntos de un campo que hasta ahora nadie había ganado. Son tres puntos de fe y de ilusión. Tres puntos para creer. Pero no hay que levantar los pies del suelo. En un partido tan accidentado y con tantos golpes morales para ambos equipos, cualquier cosa podría haber pasado. Pero el Alcorcón no se descompuso en ningún momento y siempre creyó. Eso es vital para competir en Segunda. Y, sobre todo, es una seña de identidad que parecía enterrada de este club...

 

:

Comentarios   

 
+2 #2 david 20-11-2017 19:07
asi , hay que jugar lo que resta de temporada
Citar
 
 
+4 #1 jesus 20-11-2017 10:32
Alzo la voz para alabar a todos los jugadores que disputaron este encuentro, tan intenso, lleno de emoción y en donde en cada momento pudo llegar una lesión de gran envergadura. (Espero y deseo que quienes slieron mal parados se recuperen pronto) La victoria fué para la Agrupación, como podía haber sido para los navarros. Para mi lo verdaderamente importante es que salgan ilesos los protagonistas. Saludos a todos y¡¡ Aúpa Alcor!! El próximo encuentro estaremos contigo para apoyarte, animarte y conseguir otro triunfo.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar